Blog · Recetas · recetas dulces · Todas las recetas

Pestiños

De la novela de Javier Sierra La cena secreta, os traigo este dulce de miel que, aunque en el libro nos pone que son restos de la navidad, aquí los pestiños los solemos hacer más en Semana Santa, aunque dependiendo de la zona de España también los podemos encontrar en navidades. Esa vez nos saltaremos un poco la tradición y los prepararemos hoy con la excusa de nuestra novela.

Es un dulce muy humilde y por consiguiente barato y sin ingredientes difíciles, como tampoco es difícil su elaboración.

Tengo que deciros que la foto no es mía sino del periódico ABC de Sevilla, mis fotos se me han perdido y evidentemente ya no queda rastro de los pestiños en mi casa para volver a repetir las fotos.

Vamos a la cocina!!

Dificultad: Media (es más bien por el entretenimiento que llevan que por otra cosa).

Ingredientes:

  • 125 ml. de aceite de oliva suave.
  • cáscara de medio limón.
  • 125 ml. de vino blanco verdejo
  • 2 pellizcos de sal.
  • 365 gr. de harina tamizada.
  • 150 gr. de miel
  • 30 gr. de agua.
  • Aceite de girasol para freír.

Poner en un cazo el aceite de oliva y la corteza de limón.

Lo ponemos a fuego suave hasta que la corteza se vuelva marrón. Retiramos del fuego y reservamos.

En un bol ponemos el vino, dos pellizcos de sal y el aceite de oliva templado que teníamos reservado.

Añadimos la mitad de la harina tamizada hasta integrarla por completo. Luego añadimos la otra mitad y procedemos de la misma forma.

Amasamos bien y dejamos reposar durante una hora.

Pasado ese tiempo volvemos amasar y estiramos con un rodillo lo más finamente posible y cortamos con un cortapastas.

En centro de cada circulo lo pintamos muy poquito con agua, doblamos los lados hacia el centro volviendo a mojar muy poquito con agua y presionando para formar de esta manera un «lazo».

Freír en abundante aceite. Sacamos y dejamos escurrir en papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

En un cazo ponemos la miel junto con el agua y lo llevamos al fuego suave hasta que empiece a burbujear. Retiramos del fuego.

Pasamos por esta mezcla nuestros pestiños dejándolos un par de minutos para que se empapen bien.

Los pasamos a una rejilla para que escurran.

Y a degustar este riquísimo postre.

 

 

 

Anuncio publicitario